Visita a la Fábrica Ferrari y “Notte Rossa” en Maranello
      del 8 al 11 de Junio de 2017



      El viaje a Italia que el Club realiza cada año para visitar la Fábrica Ferrari, es siempre un evento muy esperado por los socios, por el gran número de sitios interesantes estrechamente ligados con Ferrari, que la organización propone visitar cada año, para satisfacer el interés ferrarísta con el que todos llegan a Maranello.

      Pero en esta ocasión y gracias a las gestiones realizadas por los organizadores días antes del viaje, y a algún evento del motor celebrado en Módena, del que tuvimos noticia cuando nos encontrábamos ya en Italia, el programa previsto terminó por no cumplirse, para realizar unas visitas no previstas pero si de gran interés, y la asistencia a la llegada de un rally de clásicos en el centro histórico de Módena, que satisfizo plenamente a todos los que nos encontrábamos allí.

      Así de este modo, y después de la llegada al Hotel Módena Resort el jueves por la tarde de todos los participantes, fuimos a cenar al Ristorante Drake de Maranello, para presentarnos y conocernos todos un poco más a fondo, y adelantar a los asistentes un poco el programa que teníamos previsto realizar los dos días siguientes, y que luego iríamos improvisando para que todo el mundo se lo pasase genial.

      El viernes a primera hora de la mañana estábamos ya en la entrada de la Fábrica de Via Abetone nº4, para realizar el Tour que Ferrari nos ofrecería en sus instalaciones, que nos permitió entrar en los distintos edificios donde se realizan las principales fases de producción, como la Planta Mecánica, la Cadena de Montaje de Motores, y el gran edificio de dos plantas de Producción, donde se montan los Ferrari V8 y los V12. De allí nos desplazamos hasta el Circuito de Fiorano, para entrar en las naves del departamento Corse Clienti, donde vimos los Ferrari de los Programas XX y de F1 Clienti, donde pudimos hacer unas fotos de grupo de recuerdo, rodeados de decenas de monoplazas históricos de la Scuderia Ferrari.

    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


      De regreso, hicimos una parada para entrar en la nueva Gestione Sportiva de la Scuderia Ferrari, y desde allí volvimos de nuevo al interior de la Fábrica, donde nos esperaba una gran sorpresa, que no era otra que la entrega de dos Ferrari F12 tdf a dos de nuestros socios, que habían pedido recogerlos directamente en la Fábrica, y que quisieron compartir con nosotros este feliz momento.

      Después de unas fotos de recuerdo con los dos Ferrari de edición limitada que días después llegarían a España, nos desplazamos a pié hasta el Ristorante Cavallino, donde se nos sirvió una gratificante menú que disfrutamos intercambiando experiencias sobre lo visto a lo largo de la mañana. Finalizada la comida y teniendo en cuenta que disponíamos de tiempo hasta la visita a Carrozzeria Zanasi, que habíamos reprogramado días antes sin que nuestros socios lo supieran, nos acercamos hasta el taller “Toni Auto”, donde el propio Silvano Toni, propietario del taller, nos recibió y nos mostró todas las maravillas que estaban siendo reparadas y restauradas, y explicó a todos los que lo solicitaron, todos los detalles de su trabajo, que en la actualidad está estrechamente ligado al departamento Ferrari Classiche.

      Finalizada esta interesante visita, nos dirigimos hasta la nave principal de Carrozzeria Zanasi, estrecho colaborador de Ferrari y Ferrari Classiche, donde se realizan los acabados especiales de pintura que los clientes de la marca solicitan para sus coches y donde también se restauran a mano las carrocerías de aluminio de los clásicos del Cavallino, como fase previa a su total rejuvenecimiento. Llegados allí, el propio Marco Zanasi, hijo del fundador de la compañía, nos recibió y nos mostró las instalaciones, explicándonos los distintos tipos de trabajos que realizan, y nosotros pudimos ver de cerca algunas unidades realmente exclusivas, listas para ser entregadas a sus propietarios, como un La Ferrari Aperta, varios 250 GT California, un 375 América Pininfarina, F40 y F50, además de algunos clásicos como un 250 Testarossa o un 275GTB, entre otros.

    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


      De allí volvimos al Hotel para descansar, y que muchos aprovecharon para darse un baño en la piscina, y otros para relajarse.

      Por la noche nos dirigimos a cenar al Ristorante Montana, todo un clásico de estos eventos y en donde Mamma Rosella, se acercó a nuestras mesas durante los postres para saludarnos y hacerse fotos con nosotros.

      El sábado habíamos previsto una especie de maratón ferrarísta, que consistiría en visitar el Museo Ferrari de Maranello, cuyas instalaciones han sido totalmente renovadas y que en la actualidad se disfrutan mucho más, gracias a su replanteamiento y a la ampliación de su área expositiva. Desde allí nos desplazamos hasta Módena, para visitar el Museo Enzo Ferrari, situado en la casa natal de Enzo Ferrari, donde pudimos ver una completa muestra de motores Ferrari de distintas épocas y una interesante exposición de Ferrari relacionados con el mundo del cine, además de emocionarnos un poco con las proyecciones gigantes que se realizan dedicadas a la vida del Commendatore y sus logros en el mundo de la competición.

    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


      Hacia el mediodía almorzamos en la Antica Osteria “La Vecchia Pirri”, un lugar histórico relacionado muy estrechamente con el mundo Ferrari, situada a pocos metros de la antigua sede de la Scuderia Ferrari de Trento Trieste, y en donde Piero Ferrari tiene siempre reservada mesa.

      Finalizada la comida, nos desplazamos dando un paseo hasta el centro histórico de Módena, donde habíamos sabido que llegaba en la Piazza Grande, junto al Duomo, un final de etapa del Rally de Clásicos, “Modena Cento Ore 2017”, un evento del que se nos informó estando ya en Maranello y que no nos quisimos perder, para que nuestros socios pudieran asistir a una cita de gran nivel por los coches participantes y que complació plenamente a todos. Las señoras por su lado, aprovecharon la ocasión para ir de compras, por las numerosas tiendas de moda y de regalos, del centro de la capital modenesa.

    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


      A última hora de la tarde, volvíamos al Hotel para recuperar un poco de aliento, para luego dirigirnos hasta Maranello para asistir a la “Notte Rossa”, un encuentro anual ferrarísta, en el que se cierra el tráfico rodado y se exponen en la calle Ferrari de todos los tipos y épocas, con actuaciones musicales en el centro de la localidad, encuentros entre distintos Scuderia Ferrari Clubs llegados de toda Italia, fuegos artificiales e incluso, un concurso de cambio de ruedas de Fórmula 1, en el que nuestros socios participaron sin demasiada fortuna, pero que disfrutaron al máximo entre risas y buen ambiente, y se lo pasaron genial, junto a miles de personas que comparten con nosotros una misma pasión por el Cavallino Rampante...

    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


    Cliquear en las fotos pequeñas, para verlas ampliadas


      Texto: Fede García
      Fotos: Miguel Campos, Miguel Ángel Fortes, Joaquim Bonada, Jorge Barrondo y Fede García
      © Copyright 2017 - Ferrari Club España


© Copyright - Ferrari Club España - Todos los derechos reservados - All Rights reserved