|  ferrariclubespana.com




      Ferrari 126C2 F1 TURBO, de 1982
      La oportunidad perdida...

      


      1982: En un año dramático por la muerte de Villeneuve y el accidente de Pironi, la firma de Maranello contó con un monoplaza excelente que conquistó el Mundial de Constructores. Era el primer F1 de Ferrari con chasis de materiales compuestos...

      En términos absolutos de competitividad, el 126 C2 de 1982 fue el mejor Ferrari de F1 de la década de los 80. El segundo monoplaza equipado con motor turbo fue, sin duda, el mejor coche de la temporada, solo una desafortunada sucesión de acontecimientos impidió a un piloto del Cavallino proclamarse campeón del mundo, siendo el finlandés Keke Rosberg quien lograse el titulo con un Williams. Ferrari, tras perder a Gilles Villeneuve en Bélgica, podría haber ganado el Mundial con Didier Pironi e incluso con Patrick Tambay, el triunfo obtenido en la clasificación final de constructores demostró las posibilidades del 126 C2, en un 1982 dramático para Ferrari, como consecuencia de un cúmulo increíble de desgracias...

      Esquema del 126 C2 Turbo y túneles aerodinámicos para efecto suelo, en comparación con el fondo plano del 126 C3, del año siguiente... El 126 C2 fue concebido bajo la dirección de Harvey Postlethwaite, un técnico inglés conocido en el mundo de los grandes premios por la experiencia adquirida junto a Hesketh, Wolf y Fittipaldi. Este ingeniero introdujo un nuevo sistema de construcción del chasis, experimentado por él mismo con Wolf, y que utilizaba materiales compuestos. El chasis autoportante del 126 C2 fue construido utilizando paneles de aluminio reforzados con fibras de Carbono y Kevlar, obteniendo así una estructura tipo "Bocadillo".

      El chasis final se obtenía uniendo dos piezas laterales, que se pegaban entre si en sentido longitudinal. Las carencias del chasis habían constituido el verdadero talón de Aquiles del 126 CK de 1981, el primer Ferrari con motor turbo, que nunca logró aprovechar al máximo las ventajas de un propulsor extremadamente potente.

      El uso de materiales de vanguardia requirió la instalación de un autoclave para la elaboración de los compuestos, cerca de la sección de carreras de Modena.

      El 126 C2 se mostró agradable estéticamente desde el primer momento, con todos los detalles cuidados como nunca antes se había visto en un Ferrari de F1. El morro cónico se unía con la línea superior de la carrocería, mientras que los flancos estaban perfilados en su parte inferior y sellados al suelo del coche mediante faldillas fijas con un borde de madera especial para reducir el desgaste. Los radiadores y renovadores de aire estaban situados en los pontones.

      El motor de 6 cilindros en V a 120º de 1496cc, llegó a dar una potencia de al menos 580CV a 11.000rpm, soplando con los dos turbos KKK situados en el interior de las bancadas del mismo motor. El motor estaba dotado, además, de un ingenioso sistema desarrollado con Agip y bautizado como: Emulsystem. Partículas de agua, refrigeraban las cámaras del motor de explosión, mejorando la combustión del carburante.

      La caja de cambios continuó siendo de tipo transversal con la posibilidad de usar cinco o seis marchas, según los circuitos. Durante toda la temporada el 126 C2, fue mejorando y evolucionando constantemente, antes del GP de EE.UU. en Detroit, se modificó la suspensión delantera sustituyendo el balancín superior, por un triangulo conectado a un punzón de reacción, lo que logró un paso por curva superior. En el GP de San Marino, Ferrari instaló frenos de disco de Carbono.

      Durante las pruebas de clasificación para la carrera en Zolder, Bélgica, Villeneuve fue victima de un accidente mortal y Pironi decidió no participar en la prueba en señal de duelo. Después de este trágico accidente, el chasis fue reforzado en varios puntos y se introdujo un panel de fibras de carbono alrededor del habitáculo. Posteriormente, se modificaron los enganches de la suspensión delantera siempre con el fin de aumentar la rigidez de la estructura.

 
...entrenamientos en Zolder, Villeneuve saldría de su box para no volver...

      En Mónaco Pironi obtuvo el segundo puesto, en Detroit fue tercero, en Montreal conquistó la pole position, pero en la salida se paró el motor de su monoplaza y fue violentamente embestido por detrás por el Osella de Paletti, con consecuencias fatales para el piloto italiano. A partir del GP de Holanda ganado por Pironi delante del Brabham de Piquet, el piloto francés de Ferrari tuvo por compañero a Patrick Tambay. Pironi y Tambay llegaron 2º y 3º, respectivamente, en el GP de Inglaterra y después 3º y 4º en Francia. En Hockenheim, un nuevo drama ocurrió a la Scuderia, Didier Pironi, ya lanzado a la conquista del titulo, chocó durante los entrenos bajo lluvia, contra el Renault de Alain Prost, volando por los aires, aterrizando con consecuencias devastadoras para las piernas del piloto, viéndose obligado a retirarse de la Formula-1. Al día siguiente Tambay, logró la victoria.

 
Mario Andretti con el 126C2... grandes pilotos pasaron aquel año por la Scuderia... Villeneuve, Pironi, Tambay...

      Tambay, sufrió una lesión muscular en la espalda que lo obligó a resignarse con el cuarto puesto en Austria, y posteriormente a abandonar en el GP de Suiza disputado en Digione. P.Tambay junto a Mario Andretti, quedó segundo en Monza, antes de renunciar de nuevo al ultimo Gran Premio en las Vegas, que consagró a Keke Rosberg, con una sola victoria, como campeón del mundo. El 126 C2 sufrió profundas modificaciones para la temporada 1983 y, desprovisto de faldillas, se convirtió en el 126 C2B. Corrió hasta el GP del Canadá, en Junio del 83, obteniendo dos victorias, con Tambay en San Marino y Arnoux en Canadá, siendo sustituido definitivamente por el nuevo 126 C3 a partir de Inglaterra. La buena construcción y diseño del C2, permitió a Ferrari conquistar el campeonato mundial de constructores en 1983, ya que aquella temporada el nuevo C3, no apareció hasta las ultimas 7 carreras y con un resultado un poco mediocre, logrando tanto Arnoux como Tambay, sus mejores resultados con el coche antiguo.



    Texto: Fede García
    Bibliografía: El Mito Ferrari de Planeta Agostini
    Fotos: Ferrari F1 - Catalogue 1948-1988
    © Copyright 2000-2012 - Ferrari Club España


    Volver al Indice de Historia


© Copyright - Ferrari Club España - Todos los derechos reservados - All Rights reserved