|  ferrariclubespana.com




      Ferrari 125 F1,...
      El "Cavallino" en el primer Mundial de Fórmula-1

      


      En la historia de Ferrari, el 125 F1 representa un hito: se trata, en efecto, del primer monoplaza de Formula1 realizado por Enzo Ferrari en Maranello. El coche fue construido algunos meses después del ya legendario 125S que, conducido por Franco Cortese, hizo su debut en las carreras en Piacenza el 11 de Mayo de 1948. El 125F1 hizo su aparición en competición el 5 de Septiembre de 1948 con ocasión del GP de Italia disputado en el circuito del Valentino, en Turín, en una prueba que, precisamente por esta circunstancia, quedó grabada en los anales del deporte del motor. En aquella época aún no existia el Campeonato Mundial de F1, que fue inaugurado en 1950.

Chasis tubular de acero...   Carroceria de paneles de aluminio, esquema clásico de construcción en Ferrari...

      De todas maneras, el 125F1 logró los primeros éxitos ya en 1949 con Farina, Ascari, Villoresi y Whitehead. En 1950 Ferrari comenzó el Mundial todavía con el 125, que obtuvo un brillante segundo puesto con Ascari en GP de Mónaco, antes de dejar paso paulatinamente, a las nuevas evoluciones con motor aspirado, los 275 y 375 destinados a amenazar el dominio de los Alfa Romeo en el mundo de la F1.

      Clásico volante con arco de madera, para el primer monoplaza de Ferrari... A finales de 1946, Enzo Ferrari hizo públicos, por primera vez, sus programas como constructor de automóviles de competición, actividad que dio inicio en 1940 con la casa Auto Avio Costruzione, pero que había sido bruscamente interrumpida por el inicio de la Segunda Guerra Mundial. En aquella ocasión, "Il Commendatore" había anunciado que iban a fabricarse simultáneamente el 125 Sport y su versión en monoplaza de Formula 1.

      En realidad, el coche de GP no pudo ser terminado hasta algunos meses después, como demuestran las fechas de los debuts de los primeros vehículos de Ferrari. El motor de 12 cilindros de 1500cc de cilindrada era elemento común entre el 125S y el 125F1. Los reglamentos permitían la participación de motores de 1500cc sobrealimentados por compresor, o aspirados de 4500cc. Alfa Romeo, que con los 158 era la favorita en los GP de la inmediata posguerra, eligió la solución de los motores 1,5 litros con compresor, Ferrari siguió el ejemplo preparando un V12 que, sin el compresor, habría equipado también al 125S.

      Ferrari tuvo un fiel aliado en el ingeniero Giacchino Colombo, que había estado con él en Alfa en el feliz periodo de éxitos anterior a la guerra y había decidido seguirlo en su nueva actividad. Hoy resulta difícil creerlo, pero el primer boceto de la tapa del 12 cilindros del Ferrari fue trazado sobre un papel de embalaje, el 15 de Agosto de 1945. Junto a Colombo trabajaron también sobre el proyecto del nuevo vehículo, Giuseppe Busso que siguió con especial interés el desarrollo del 125F1, y junto a ellos se unió también Aurelio Lampredi.

Lampredi y Colombo, trabajando en el diseño del nuevo motor V12 de Ferrari

      El propulsor del 125F1 se caracterizaba por la medida del diámetro de los cilindros, superior a la de la carrera, lo cual puede definirse, en lenguaje técnico, como subcuadro (el termino "cuadro" se aplica a un motor con diámetro y carrera iguales). La cilindrada exacta era de 1496,77cc, los cilindros formaban una V de 60º entre las bancadas y en la primera versión, el doce cilindros sobrealimentado disponía de 230CV a 7000rpm.
      Detalle de la transmisión del 125F1

      Desgraciadamente en la primera versión dotada de compresor volumétrico y destinada al monoplaza de GP, el motor se reveló pesado y falto de combustible, y por si esto fuera poco, la absorción de potencia por parte del mismo compresor volumétrico, significó un defecto adicional y determinante.

      Para tener una referencia exacta, basta pensar que el ocho cilindros de Alfa Romeo podía dar una potencia máxima superior a los 400CV. Hay que añadir que el motor de Ferrari estaba pensado para poder alcanzar unos regímenes de 10000rpm, pero que por falta de un sistema de encendido adecuado, nunca pudieron superar las 8000rpm, ni siquiera con las siguientes evoluciones. El chasis del 125F1 fue realizado en una estructura tubular de acero con vigas y travesaños, siguiendo un esquema clásico. También las suspensiones eran de tipo convencional y los frenos, como es lógico para la época, eran de tambor.

      Aspecto del Ferrari 125F1 en 1948... El día de su debut, Ferrari dispuso de tres coches pilotados por Raymond Sommer, Nino Farina y el príncipe siamés Bira. Bajo la lluvia, Sommer pudo conseguir un alentador tercer puesto, si bien con dos vueltas de retraso con respecto al Alfa Romeo de Wimille y al Maserati de Villeresi.

      La primera victoria importante tubo lugar en 1949 en el GP de Suiza en el circuito de Bremgarten, próximo a Berna, cuando Alberto Ascari precedió a Luigi Villoresi. Antes del GP de Italia en Monza, Enzo Ferrari presentó una versión revisada y muy evolucionada del 125F1.

      El nuevo 12 cilindros tenia dos árboles de levas a la cabeza en vez de uno, además, el compresor volumétrico de una sola cámara fue sustituido por otro de dos cámaras, producido por Roots, la potencia máxima aumentó a 260CV a un régimen de 7000rpm, para mejorar la autonomía del coche, la capacidad del deposito aumentó a 140litros, mientras que con respecto al chasis, el paso había sido alargado y los ejes, delantero y trasero, ensanchados.

      El 125F1 en el GP de Francia de 1949 El vehículo después de los cambios, pesaba 730Kg, pero Alberto Ascari ganó el GP de Italia, delante de Etancelin con un Talbot-Lago y de Cortese, también con Ferrari. Para 1950 el 125F1 fue de nuevo modificado, con la adopción de un puente trasero De Dion. Con respecto a la transmisión, se utilizó una caja de cambios de cuatro velocidades en lugar de cinco, acoplada a un diferencial autoblocante ZF, el peso del coche se redujo a 700Kg.

      El motor sobrealimentado del 125F1 llegó en 1950 a su limite de potencia con 280CV a 8000rpm. Tras haber desestimado la primera prueba del Campeonato Mundial en Inglaterra, Ferrari se presentó con el 125F1 en Montecarlo, en el GP de Mónaco, pero el segundo puesto logrado por Ascari representó el canto del cisne para el monoplaza que, desde el GP de Bélgica del 18 de Junio, tuvo a su lado los nuevos Ferrari con motor aspirado, los 275, que en breve le sustituirían...


El Ferrari 125F1 en el primer Campeonato Mundial de F1 en 1950...


    Texto: Fede García
    Bibliografía: El Mito Ferrari de Planeta Agostini
    Fotografías: Catalogue Ferrari 1948-1988
    © Copyright 2000-2012 - Ferrari Club España


    Volver al Indice de Historia


© Copyright - Ferrari Club España - Todos los derechos reservados - All Rights reserved